Detras de esta mirada hay una historia que nos toca el corazón.

Hay personas buenas y malas en todo el mundo, eso esta claro, y hay otras que son maravillosas porque mejoran la vida cotidiana de los animales.
Podríamos ser cualquiera. El cajero de la tienda, la camarera, un niño en la clase de tu hijo, o como en este caso, un conductor de autobús.

Este conductor de autobuses, es de Santiago, Chile, haciendo su ruta habitual se encontró a un perro abandonado en el caminó a bordo de su autobús. El conductor pensó primero que el perro pertenecía a un hombre que se encontraba cercano, pero de repente se dio cuenta de que había sido abandonado.[adsense2]

El conductor entonces decidió dejar que el perro se quedase con el durante el resto del día.

El perro no molestaba ni al conductor ni a los pasajeros. Se sentó bien y estuvo todo el trayecto mirando por la ventana-como cualquier otro pasajero.

Mira el perro y su preciosa mirada en el video a continuación:

Comparte esta historia con tus amigos en Facebook!