Lo que encuentran en el sótano de este veterinario es demasiado terrorífico para todos. ¡Basta Ya!

La mayoría de los veterinarios que conozco aman y adoran a los animales. Si trabajan en este sector es porque solo desean cuidarlos y ayudarlos. Pero no todos los veterinarios tienen esta vocación. Hemos recibido esta noticia y se nos encoje el corazón.

Samuel, un veterinario que vive en Leeds, Inglaterra, tenia una doble vida. Durante el día era un veterinario con una cara amorosa, cuidadoso y amable, pero su cara mas desagradable era que el escondía a perros y gatos en su sótano en unas condiciones horrorosas.

Fue un cliente que noto algo raro y muchos ruidos extraños y sollozos de animales que provenían del sótano. Entonces, decidió avisar a la policía. Fue entonces cuando encontraron 22 perros y ocho gatos.

Todos los animales estaban cubiertos de orina y heces y no habían sido alimentados en mucho tiempo. Unas condiciones terroríficas.


Según los informes, los animales eran “mascotas” que pertenecían a Rochelle y Samuel.


Por supuesto, Samuel negó que ninguno de los animales fueran suyos – intentó culpar a su compañero diciendo que nunca alimentaba a los animales, sólo los recogía. Afortunadamente, la policía pudo rescatarlos a todos.

Ambos veterinarios fueron acusados de negligencia y recibieron una sentencia de seis meses de cárcel.


 Los vecinos, amigos y clientes no daban crédito a lo que allí había sucedido. No entendían como podrían actuar con tanta crueldad.


Gracias a los cuidados de otros veterinarios pudieron salir adelante todos los animales. Por favor, tener cuidado a quien dejáis vuestra mascota. No todo aquel que es agradable suele ser bueno y sobre todo denunciar si notáis, pensáis o sentís que algo raro sucede.

Comparte esta historia con tus amigos de facebook.