Lo que algunas personas les están haciéndo a sus perros durante sus paseos es seriamente perturbador.

Mientras caminaba por el bosque, disfrutando de la naturaleza, un hombre oyó sonidos que nunca había oído antes. Cuando llegó a un claro, pudo distinguir un animal a lo lejos. Estaba bastante familiarizado con estos bosques y nunca había encontrado una criatura como esta – decidió ir más lejos.

Se acercó lo suficiente a la criatura para ver su aterradora cara. De inmediato, el hombre decidió que nunca debía haber intentado averiguar qué le sucedía a aquella criatura: tenía unos enormes dientes.


Pero, entonces el hombre oyó a otro hombre gritar: “¡Aquí, Buster! ¡El perro se volvió y corrió hacia la voz del hombre. Resulta que la criatura aterradora era un perro que tenía un hocico deformado. El “perro” llevaba puesto un horrible bozal, como puedes imaginar es un producto polémico. ¿Por qué alguien querría ponerle esto a su perro?.

Es una suerte que el hombre de nuestra historia no tenía un arma y matara a la horrible criatura desconocida a la vista.


El hombre preguntó por el hocico y el dueño le contesto que está hecho de plástico no tóxico y nylon y permite al perro cubrir su boca.

Muchas ciudades alrededor del mundo requieren que su perro lleven un bozal mientras se encuentren en público – pero no creo que este es el bozal más apropiado.


Comparte, por favor el siguiente articulo con tus contactos en facebook.