Una niña de 4 años camina 5 km en temperaturas de -33C, el motivo te hará llorar.

¡La niña más valiente de Siberia!. Saglana Salchak se despertó temprano en su casa en la fría Siberia(un lugar con temperaturas de hasta – 33C). Fue entonces como cada mañana lo primero que hacia era ir hacia la habitación de su abuela, pero esa fatídica mañana se la encontró muerta.
Su abuelo que también vivía con ellas era ciego, no tenían ningún medio de comunicación y fue cuando mando a la niña ir en busca de los vecinos. Lo mas asombroso de todo era que los vecinos vivían a 5 kilómetros de distancia
La niña caminó durante tres horas en la nieve profunda y temperaturas de -24C. Iba muy bien abrigada, con ropas especiales, su abuelo le dio un mapa que guardaban en la casa y ella fue guiándose por el. 

Una niña valiente, de tan solo cuatro años, caminó cinco kilómetros a través de un río congelado a través de un bosque repleto de lobos para pedir ayuda después de que su abuela muriera de repente.

Por fin llegó a la casa de sus vecinos y ellos pidieron ayuda a través de su teléfono. 

 

A pesar de las temperaturas heladas y la amenaza de los lobos en el camino, la pequeña con el corazón roto por la triste noticia no dejaba de llorar mientras caminaba.

Un local dijo: «Ella tuvo suerte de no ser comida por los lobos, ya que hay muchos a lo largo de esta ruta y que a menudo atacan al ganado».

Saglana fue atendida en el hospital pero los médicos dijeron que se encontraba en perfecto estado. Saglana tardó tres horas en completar su ardua caminata y, estaba muy agotada cuando llego a casa de sus vecinos y les dijo: «Parece que mi abuela está muerta».

Efectivamente cuando los médicos fueron a la casa de su abuela confirmaron que su abuela de 60 años había muerto de un ataque al corazón

En la fotografía anterior sale con su madre Eleanora.

La casa que Saglana comparte con su abuelo está cerca de la fortaleza Por-Bajin.

Los políticos locales han ido a verla al enterarse de la noticia para alabar su valentía.

La casa compartida con sus abuelos se encuentra a unos 155 kilómetros al sureste de Kyzyl, la capital de la República Tuva.

La zona es excepcionalmente remota y cerca de uno de los monumentos más misteriosos de Siberia, la fortaleza de Por-Bajin, un palacio de montaña de 1300 años de antigüedad que se rumorea que fue construido «por una trágica princesa china».

Una triste historia con una valiente luchadora que hizo lo imposible por ayudar a su familia.