1-4

El desconsolado llanto de este niño cuando tiene que decirle adiós a su perro tras 11 años formando parte de su vida.

Cualquiera que haya tenido una mascota, ya sea un perro, un gato, un pez o una tortuga ya sabe cuánta alegría nos aportan. Se convierten en buenos amigos y miembros de la familia, pero por desgracia no viven para siempre.

El hombre detrás de la cámara es el veterinario, dueño y padre del niño. El graba a su hijo el cual debe decir adiós al perro después de once años junto a el. Baobao, había sufrido un  accidente de tráfico.

1-4

Una moto lo atropello y sus patas traseras fueron aplastadas. Para sobrevivir y poder andar de nuevo tendrían que hacerle muchas operaciones y el padre confirmo que no podría sobrevivir, por lo que su hijo tendría que decirle adiós para siempre.

Puesto que ya tenía problemas con la visión, la audición y la vejiga, su padre sabia que Baobao sobreviviría a la cirugía, se llegó a la conclusión de que la mejor solución era ponerle la inyección.

2-4

Decir adiós a una mascota querida es uno de los momentos mas difíciles que nos puede pasar en la vida. Y para un niño incluso mas. En el vídeo se ve al pequeño roto de dolor y apenas sin entender que sera la ultima vez que lo vea.

3-2

El niño está muy triste y molesto, y no deja de repetir,”Voy a extrañarlo tanto”, decía el niño. A lo que el padre le contestaba,”También yo lo voy a echar de menos”.

Mira el vídeo a continuacion.