El bebe Panda se escapa de su cama, lo que le hace a su madre cuando trata de cogerlo nos deja sin palabras.

Una siesta es el mejor o el peor momento para un padre. Si el niño o el bebe están en la siesta, el padre o la madre puede hacer la casa mientras y aprovechar ese tiempo.

Pero si tu hijo no es un fan de las siestas, es como hablarle a la pared. Una mama panda  recibió esta lección en el zoológico de Taipei. El pequeño se levantó de su siesta y decidió ir a la aventura, sería una mejor utilización del tiempo. A pesar de que es un bebé el panda no tiene el arte de andar a escondidas.

Mira el siguiente vídeo a continuación y observa lo que sucede.

No se olvides compartir esto con todos tus amigos y familia de facebook.