El perro abandonado se sienta junto a la puerta del hotel durante los 6 meses siguientes. Cuando sepas el motivo te quedaras sin palabras.

Esta es una de las historias más tristes que hemos recibido en la redacción.

Olivia Sievers es una auxiliar de vuelo en Alemania. Un día, cuando ella viajaba a Buenos Aires, Argentina, descubrió un perro abandonado cerca de su hotel. Ella alimento al pequeño y le daba algo de juego. Le puso el nombre de Rubio.

Rubio la siguió hasta el hotel. Durante los próximos seis meses, Olivia hacia viajes de ida y vuelta de periodos cortos y cada vez que volvía el perro la seguía esperando en la puerta del hotel, incluso dormía fuera del hotel.

Era casi como si estuviera esperándola. Pero ¿cómo sabía que ella estaría allí? Sievers quería ayudar al perro a que tuviese una vida mejor, porque verlo allí en la calle le rompía el corazón.  Ella le busco un hogar de unos amigos suyos, pero Rubio se escapó de su nuevo hogar y se dirigió directamente al hotel. ¿Qué haría Sievers?

La azafata finalmente adoptó a Rubio y lo llevó a su casa en Alemania. Sólo podemos imaginarnos que la vida Rubio antes de conocer a Sievers no era la mejor, dado que él llevó a cabo desde el primer pequeño gesto de afecto. Como se puede ver en el siguiente vídeo, el perro encontró la verdadera felicidad con ella. 

Por favor, comparta esto y dar a Olivia Sievers que estiman que se merece haber salvado Rubio!