marc-fremhevet

Marc liberó a 1.000 perros que estaban a punto de ser comida para personas en un festival de carne en China.

Esta noticia nos ha dejado horrorizados. En otra ciudad de china de nuevo mil perros van a ser asesinados en la polémica y famoso festival de carne de perro. Este festival dura 10 días y se espera que se sacrifiquen cerca de 10.000 perros. No podemos dejar que esto suceda, nos parece algo terrible. Los medios de comunicación se han llenado de noticias y puesto en contra pero nadie hace nada por evitar esta barbarie.

Este año el activista estadounidense, Marc Ching, viaja hacia China para tratar de salvar la mayor cantidad posible de perros. Junto con la novia, Valerie Ianniello, Marc ha llegado antes de que comenzara el festival, y desde entonces ha puesto de manifiesto en su página de Facebook que él pudo salvar a casi mas de 1.000 perros.

En las siguientes fotografías se puede ver cómo Marc Ching trató de salvar a los perros durante su visita a China.

Rescate-perros-festival-china-3

Uno no puede dejar de preocuparse cuando se ven los perros en estas pesimas condiciones y como son llevados a matar. ¡Horrible!.

Esta es la séptima vez que Marc Ching viaja a Asia para salvar a los perros. Anteriormente, ayudó a cerrar dos mataderos de perros en Camboya.

El festival es famoso y tiene lugar cada año a principios de verano, cuando la ingestión de carne de perro, según una antigua creencia china, ayuda al cuerpo a soportar mejor el calor.

Se estima que entre 10 millones de 20 millones de perros mueren cada año en China.

Comparte esta horrible historia para que todos juntos luchemos contra esta atrocidad. Estas fotografías nos muestran en las pésimas condiciones que se encuentran los perros antes de ser asesinados.

Rescate-perros-festival-china-4 Rescate-perros-festival-china-5 Rescate-perros-festival-china-6 Rescate-perros-festival-china-7 Rescate-perros-festival-china-8 Rescate-perros-festival-china-9 Rescate-perros-festival-china-11

Por favor comparte esta historia y que nadie siga tratando así a los animales. Todos merecen vivir una vida feliz.