Algunos caballos están encadenados en sus patas delanteras, pero mira cuando se acerca su rescatador. ¡Fantástico!

Cuando el veterinario de cuatro patas Internacional, Ovidiu Rosu fue a visitar al grupo de caballos en un prado rumano. El enseguida se dio cuenta que algo no iba bien. Uno de los caballos tenía dificultades para mantenerse junto a los demás caballos, y cuando se acerco, no salia de su asombro. Alguien había encadenado sus patas delanteras.

Cuatro patas Internacional graba un vídeo en Rumanía y nos muestra la atrocidad que hacen algunos dueños a a sus caballos. Tuvieron que sedar al caballo y limpiarle algunas heridas que tenia. Ademas iba a necesitar un tratamiento para su recuperación. Cuando el caballo finalmente se despierta de la intervención, está claro que está muy agradecido. Para dar las gracias a su salvador, frota su hocico contra su nariz. Estamos convencidos de que Rosu nunca va a olvidar este momento 🙂