El perro había sufrido maltrato y abandono. Pero fue entonces cuando sucedió el milagro.¡Maravilloso!

Un cachorro callejero, deshidratado y en estado crítico, decidió buscar refugio contra la intemperie en el fondo de un antiguo templo indio. El perro estaba en desesperada necesidad de ayuda, y tuvo la suerte cuando algunos visitantes llegaron al templo, llamaron a la protectora de animales que fuese en su ayuda. Cuando ellos lo vieron se encontraba inmóvil y en estado de shock. Se dieron prisa para conseguir que el perro fuera al centro de rescate y le pudieran ayudar. Después de cuatro semanas de amor y cuidados, Punkin que así fue llamado fue un perrito sano y feliz. Míralo por ti mismo en el siguiente vídeo y compártelo con tus amigos en facebook. 

¿No os parece maravilloso?